All for Joomla All for Webmasters

Noticias

Intelectuales, políticos y activistas denuncian la reforma constitucional

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, la líder de las Damas de Blanco Berta Soler, el escritor Mario Vargas Llosa y el activista Guillermo Fariñas.

En una carta abierta critican que el proyecto está hecho exclusivamente "por el Partido Comunista de Cuba y solo responde a sus intereses"

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en España, ha denunciado este lunes en una carta, firmada por una veintena de intelectuales, políticos y activistas, que el proyecto de reforma constitucional "no responde a los principios democráticos ni a la pluralidad política y social de la sociedad cubana", ya que ha sido elaborada "exclusivamente por el Partido Comunista de Cuba y solo responde a sus intereses".

Entres los 26 firmantes de la carta, que también señala que la nueva Constitución no respeta derechos fundamentales como "la existencia de partidos políticos, la libertad de prensa, reunión y asociación", se encuentran nombres prominentes de la política como Albert Rivera, presidente del partido español Ciudadanos, escritores como el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y defensores de derechos humanos como la representante de las Damas de Blanco, Berta Soler.

Desde que se publicó el borrador del proyecto de reforma constitucional, las críticas se han centrado en dos artículos que condicionan todo el sentido de la nueva Carta Magna. En el artículo 3 se establece que "el socialismo y el sistema político y social revolucionario, establecidos por la Constitución, son irrevocables", mientras que el artículo 5 sostiene que el Partido Comunista es "la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado".

Mediante la carta publicada por la OCDH, sus firmantes, entre quienes también se encuentra el Premio Andréi Sájarov Guillermo Fariñas y el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, esperan que en Cuba se produzca "una verdadera transición hacia la democracia" y exhortan al "Gobierno de Miguel Díaz-Canel a que no desaproveche esta oportunidad histórica".

Según fuentes oficiales, más de 7,3 millones de personas han participado en el debate popular sobre la reforma constitucional que terminará el 15 de noviembre, y en el que los temas más comentados han sido la modificación que legalizaría el matrimonio homosexual y la limitación del periodo de mandato presidencial, entre otros. Aunque instituciones oficiales, como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, no ha permitido los debates sobre el proyecto en el seno de la organización.

El documento propuesto, que fue aprobado por la Asamblea Nacional en verano, pese a no contener modificaciones sustanciales del sistema político, sí reconoce la propiedad privada y establece la figura de primer ministro. Una vez que se incluyan las propuestas surgidas en el debate popular se remitirá un nuevo borrador al Parlamento para que se apruebe y sea votado en referéndum por la población en 2019.