All for Joomla All for Webmasters

Noticias

Sobrevivo sin corriente y en extrema pobreza

La máxima Martiana "Con todos y para el bien de todos’’ parece haber caído en oídos sordos para los principales directivos del Partido, gobierno e instituciones del estado en este municipio marítimo de Antilla de la provincia Holguín.

Cuando la luz de la esperanza no llega para la antillana Isabel Suarez Bueno de 53 años, con carnet identidad 67081606733, sito en la Cañona que vive hace ochos años en extrema pobreza sin corriente, al límite de la indigencia como muestran las claras evidencias.
Abandonada a su suerte, yo Isabel, soy la cara de la cruel realidad que padecen ciento de miles de familias en la Cuba comunista y en especial adultos mayores enfermos, necesitados de apoyo solicitado que nunca llega.
Así, entristecida y disgustada transcurre mi vida siendo yo Isabel Suarez Bueno, una adulta mayor con varias enfermedades crónicas como un expo pulmonar con peligro para mi vida abandonada a la suerte ante la indiferencia de las instituciones del estado político – social en este territorio que muestran total desinterés y despreocupación para revertir la difícil realidad por la que atravieso. En entrevista concedida para esta defensoría del pueblo del Partido CID denuncio no solo la extrema pobreza en la que sobrevivo y he sido abandonada por la revolución así como la permanente falta de apoyo e intimidación del director de planificación física Feliz Manuel Pérez Jardines en este municipio, quien entre otras cosas me niega la autorización de legalizarme el terreno que ocupe hace más de ocho años. Sin la autorización de planificación física la empresa eléctrica no me puede poner el contador y es por la falta de humanidad y solidaridad de directivos como el de planificación física Feliz Manuel Pérez Jardines se ha agudizado mi enfermedad y sobrevivo sin corriente y en extrema pobreza.
Por la defensoría del pueblo Clara Leidis Herrera la Rosa, Braulio Hastié Castañee y Esber Rafael Ramírez Argota delegado del CID Antilla.

Antilla, Holguin,  20 de mayo de 2020